Desmantelamiento de una red de inmigración ilegal entre Marruecos y España

La Guardia Civil española desmanteló el miércoles pasado una red de inmigración ilegal entre Marruecos y España.

Los miembros de esta red secuestraron personas y compresión el rescate de su familia. Exigieron entre 300 y 750 euros por su liberación.

La operación policial denominada "Yarabi" se llevó a cabo en los últimos cinco meses bajo el mando de la Guardia Civil en Madrid con la colaboración de Cádiz, Huelva y Sevilla.  Quince personas fueron detenidas durante la operación: ocho en Huelva y siete en Huelva, Moguer, informa la Agencia de noticias española EFE.

En una conferencia de prensa dio Ezequiel Romero, teniente coronel Huelva de la Guardia Civil, a que detenciones anteriores durante la investigación han tenido lugar en la provincia de Cádiz.