'UN debe investigar violencia en Myanmar'

En un informe publicado ayer por el ejército de Myanmar se niega toda implicación en las atrocidades cometidas contra los rohingyas.

Organizaciones de derechos humanos han respondido con desprecio a un informe del ejército de Myanmar, en el que se niega cada implicación de soldados en las atrocidades cometidas contra la población Rohingya. Según Amnistía Internacional y Human Rights Watch aclara que la investigación imparcial de las Naciones Unidas.

Desde mediados de agosto, más de 600.000 Rohingya huyeron a Bangladesh. Que han huido de una operación del ejército contra los insurgentes en el estado de Rakhine. Sus historias sobre asesinatos en masa, violaciones y el incendio de aldeas son enviados por imágenes de satélite y otras fuentes de información apoyado, dice HRW, pero el ejército llega después de que la investigación interna concluyó que aquí todo no es el caso. El ejército dijo que "terroristas" han sido asesinados 376 seguro, pero no "personas inocentes".

"Las graves violaciones contra los rohingyas ejército birmano trata de barrer bajo la alfombra," dijo James Gómez, Director Regional de Amnistía. Según Brad Adams de HRW, las autoridades "aparecerá otra vez que no llevan a cabo investigaciones creíbles".

Secretario General de las Naciones Unidas António Guterres habló en una reunión de líderes del sudeste asiáticos en Manila con el líder de Myanmar Aung San Suu Kyi sobre la crisis de Rohingya. Según un representante de la ONU subrayó que "esfuerzos más de gran alcance para el acceso humanitario y retorno seguro, digno y voluntario, así como para garantizar la reconciliación entre los grupos de población son esenciales".